El imán de ferrita y la influencia en el agua:
osmosis inversa domestica

El imán de ferrita es un  material especial realmente económicos y de mucha calidad, además lo podemos encontrar en aplicaciones diversas como automatización, control, medición entre otros. Para tener calidades anisotropías se produce un alineamiento de las partículas en una sola dirección, con los que en total se obtienen mejor mejores características magnéticas con este excelente material.

El imán de ferrita es mucho más resistente a muchas sustancias químicas y además disolventes, lejías y ácido fluorhídrico. Debido a su carácter cerámico, las ferritas son quebradizas y sensibles a golpes incluso hay unas que pueden llegar a ser flexibles. Por  su dureza deben ser manejadas y mecanizadas con útiles de diamante. Por otro lado si hablamos sobre las temperaturas que soporta el material ferrita podríamos decir que se centran entre  los 40·C Y 250·C.

Con el simple hecho de poner un imán con el polo adecuado en contacto con el frasco o botella y dejarlo reposar unas horas, el agua empieza a ordenar sus moléculas, lo que cambia su sabor, su pH y la convierte además en una sustancia realmente terapéutica.

Además, el agua ionizada por acción del campo magnético es la forma más barata de la medicina preventiva. Solo con beber una cantidad pequeña de agua polarizada por efecto del imán de ferrita pueden evitar muchas enfermedades, incluyendo las degenerativas.

Beneficios del agua tratada con imán ferrita

Esta agua es mucho más agradable al sabor

Reduce la acidez y regula el pH del cuerpo

Tiene efectos terapéuticos en el cuerpo y en el sistema nervioso.

Limpia y activa el sistema circulatorio de la mano de su regulación

Es beneficiosa para atacar problemas del riñón, y envejecimiento prematuro.

Un dato importante  es tener en cuenta que no está indicada para cualquier tipo de patología. Sin embargo, a pesar de que el agua tratada no conserva sus propiedades magnéticas como lo es una barra de hierro, la ingesta del agua modificada la polaridad de los átomos del cuerpo, especialmente los hidrógenos, poseen un protón positivo y un electrón negativo.

Es decir, el imán ferrita es de vital importancia porque mejora los componentes del agua, hay que considerar que la toma de agua tratada no produce efectos inmediatos, su acción es realmente lenta y continuada. Normalmente, sus efectos se empiezan a hacer evidentes a partir de los dos o tres semanas. Su función principal es mejorar el funcionamiento del organismo eficazmente.

osmosis domestica